DEBEMOS PROCURAR LA UNIDAD!

Como hijos de Dios, debemos ser ejemplo de unidad y bondad, como testimonio de la armonía que vivimos en Cristo Jesús.

Cristo mismo nos manda en Su Palabra a ser uno, así como Él es uno con el Padre.(Juan 10:33)

Además, hay promesa en este mandamiento: La Palabra también dice que en donde habitan los hermanos en armonía, Jehová envía bendición y vida eterna.(Salmos 133:1).

Cuán bueno es nuestro Dios, y cuanto se goza en la unidad de su pueblo!

Este 31 de diciembre, demostremos ese amor por el prójimo, compartamos el pan, seamos bondadosos y generosos con todos, pero sobre todo, brindemos amor a todos a nuestro alrededor, que es la mayor necesidad en esta temporada.

FELIZ FIN DE AÑO PARA TODOS Y MUCHAS BENDICIONES!!!