TENEMOS ABUNDANCIA EN CRISTO!

En este pasaje, podemos ver como nuestro Dios compromete Su Palabra afirmando que habrá abundancia para aquellos que le aman y le honran.

Pero Dios no solamente está hablando de una provisión física en este verso, Él promete el pan diario, abundante y sobre abundante a la vida de un creyente humilde, es decir, pobre de espíritu, que sabe y reconoce que sin Dios no puede hacer nada. 

El pan diario es la palabra que diariamente nos sustenta, aquella que llega a nuestra vida a través de un simple mensaje, una meditación, entre otras maneras. El pan abundante, es aquel que llega a nuestra vida mediante una revelación dada a través de un hombre o una mujer de Dios, pero, el pan sobre abundante, es aquel que,  en nuestra intimidad con Dios, en lo secreto, es revelado a nuestra vida por el Espíritu Santo.

Disfruta del abundante pan que Tu Padre Celestial tiene para ti y los tuyos!