DIOS NOS PROTEGE!

No importan las circunstancias que puedan acontecer a nuestro alrededor, tenemos un Dios mayor que todas ellas, y que puede contrarrestar todo ataque del enemigo en nuestra contra y en contra de nuestra familia. 

El provee de protección y actúa como un poderoso escudo, cuando nosotros permanecemos bajo Su Abrigo (Salmos 91:1)

Podemos vivir confiados en esta poderosa promesa!