HAY UN DIOS QUE ESTÁ CERCA!

Muchas veces pensamos, sobre todo si estamos pasando dificultades, que estamos solos y que Dio se ha olvidado de nosotros. Pero ésto no es así.

Hay una hermosa historia que cuenta la historia de un hombre caminando por la playa al lado de Dios, y dice que él veia como se marcaban dos pares de huellas en la arena a medida que caminaban.

Pero narra la historia que, en los momento difíciles, solo se veía marcado un solo par de huellas. El hombre entristecido le pregunta a Dios: Señor, por que en los momentos más críticos de mi vida me has dejado solo?, pues, ante mis mayores problemas, solo veo marcado un solo par de huellas en la arena.

A lo que Dios le contestó: Hijo mío, el par de huellas que viste en la arena en tus momentos de dificultad eran las mías! Nunca me fui de tu lado, es solo que Yo te llevaba en mis brazos!

DIOS ESTÁ SIEMPRE PRESENTE SI CREES QUE LE HAY!