Su tristeza se convertirá en alegría.
Juan 16:20
En este tiempo, cuando aún no has visto el cumplimiento de la Palabra, y en éstas fechas puedes entristecerte y tu ánimo puede decaer.

Pero hay un Dios Poderoso que no tarda en responder a Sus Promesas, y esas lágrimas serán derramadas de tu rostro pero de gozo y alegría en el Dios de tu vida.

¡Gózate en tu Rey, porque tu repuesta viene en camino!