La Biblia tiene más de 5000 promesas para nosotros. De nosotros depende tomarlas o rechazarlas. Debemos tener convicción para poder verlas hechas una realidad en nuestras vidas. Dios nos dice que él tiene para nosotros planes de bien y no de mal, para darnos un futuro lleno de esperanza.

 No perdamos de vista las promesas de Dios, no dejes de creer, no dejes de confiar en Sus Promesas, porque, aunque veas lo contrario, Dios no tardará en cumplirla.