EL Espíritu Santo, es la tercera persona divina de La Trinidad. Representa a la persona más especial y sensible, tierno y amoroso. Es la representación más tangible de Dios en la tierra en éste tiempo.

La Biblia lo describe como nuestro Consolador, y Aquel que está con nosotros en todo tiempo, que nos nos dejará y que estará con nosotros siempre.

INSISTE EN SER AMIGA DEL ESPÍRITU SANTO!