Shalom significa paz, bienestar y es una forma de saludo o despedida entre los Judíos. La palabra shalom ​tiene origen en el idioma hebreo, שלום, y transmite un deseo de salud, armonía, paz interior, calma y tranquilidad para aquel o aquellos a quien está dirigido el saludo.

En hebreo las palabras van más allá de de una palabra pronunciada sino que engloba en sí la emoción, la intención y el sentimiento. Es por ello que en varios pasajes de la Biblia se encuentra la palabra shalom, que significa paz, deseo de bienestar entre las personas, las naciones, o entre Dios y el hombre.