El pensamiento es la actividad y creación de la mente; todas aquellas ideas que nos formamos en nuestra mente. Este vocabulario se compone del latín “pensāre”  que quiere decir pesar o calcular.

Se dice que todo aquello que es pensado, se ejecuta y es traído a la existencia.

Mi experiencia como diseñador gráfico se aplica mucho en este caso, y supongo que de todos los gremios que tengan que ver con la creatividad. Concebimos una idea en nuestra mente, estudiamos factibilidades para llevarla a cabo, y finalmente la ejecutamos.

El pensamiento, el intelecto, la inteligencia y la sabiduría, son facultades de Dios.

Génesis 1:26: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”.

Dios, después de crear la tierra y todo lo que en ella hay, incluyendo el sol, la luna y las estrellas, decidió hacer al hombre. Somos imagen y semejanza del mismo Dios, por lo tanto poseemos esta facultad de poder pensar, y no solo eso, sino que, así como Dios, tenemos también libre albedrío.

Deuteronomio 30:19 “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia”.

Tenemos total autoridad sobre nuestros pensamientos. Dios no nos va a obligar a amarle, ni a servirle, ni a pensar lo bueno. Es una decisión que debemos tomar nosotros mismos.

¿En qué estamos pensando?

Ahora bien, están colocados dos pensamientos según este pasaje que son el bien y el mas, es decir: El mundo y Cristo.

El pensamiento del mundo es aquel que percibimos en lo natural. Problemas, situaciones, afanes, egoísmos, mentiras… Todos ellos nos llevan a la destrucción de nuestro destino y de nuestra familia.

Muchos de estos pensamientos resuelven un problema pero crean otro, quizás peor que el problema que teníamos en un comienzo. Un pensamiento siempre generará otro pensamiento, y así una mentira te llevará a otra mentira.

El pensamiento de Cristo, es la fe en su Palabra. La fe es un pensamiento que viene del Espíritu de Dios.

La palabra dice en Juan 4:24 que Dios es Espíritu, por lo tanto, todo lo proveniente de Dios es nacido del espíritu y es espíritu. Entonces entendemos que el pensamiento que proviene de Dios y que es nacido de Él es la fe, la cual debemos cultivar.

¿Cómo cultivamos la fe?

Dice la Palabra en Romanos 10:17 dice que la fe viene por el oír, y oír la palabra de Dios.