PERSISTENCIA

Podemos decir que emana aquel del latín, y más exactamente del verbo persistere, que puede traducirse como “mantenerse firme y quieto”. La persistencia está considerada como un valor muy importante para alcanzar un objetivo o llegar a una meta.

¿En qué debemos persistir?

  • En la Oración:

Efesios 6:18

Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

1 Tesalonicenses 5:17: 17

Orad sin cesar.

  • En la Esperanza:

Romanos 12:12

Gozándoos en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración.

  • En la Autoridad:

Mateo 17:16-18

Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar.

Respondiendo Jesús, dijo: !!Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá.

 Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora.

Bíblicamente sustentado en el poder de la palabra autoridad, la cual está sobre nosotros, sin embargo cuando dudamos de esta verdad, la fe no puede ser activada ni la autoridad manifestada.

  • En la fe:

Mateo 17:21

Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

Cuando Jesús dice esto,  no está hablando del demonio que poseía al joven, ya que los demonios no poseen géneros, y por lo tanto no se pueden multiplicar.

Más la fe es una semilla que se multiplica y da fruto. Este es el género al que Jesús se refiere en este pasaje, y que se manifiesta a través del ayuno y la oración, por lo tanto, debemos persistir en ello.

Nunca desistas ni dudes de lo que Dios te ha dado.