TRASCENDECIA

Este término etimológicamente es conferido  del latín “transcendĕre” que significa traspasar.

El sentido más inmediato y general de trascendencia se refiere a una metáfora espacial, del verbo trascender (de trans, más allá, y cando, escalar) significa pasar de un ámbito a otro, atravesando el límite que los separa.

Trascender significa la acción de «sobresalir», de pasar de «dentro» a «fuera» de un determinado ámbito, superando su limitación o clausura.

Esta palabra también se refiere en iniciar a conocerse o determinar una cosa que estaba oculta o que era conocido y sabido por unos pocos. Es ir más allá de algo, penetrar, comprender, averiguar o escudriñar algo lo que esta encubierto.

Estamos diseñados para trascender

Isaías 55:8-9: 8

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos

Es como el caso de un pequeño pájaro o polluelo que aun esta en un cascaron.

Supongamos que usted y yo somos ese pájaro o ese polluelo. Nuestra realidad es la que vemos dentro de ese cascarón. No podemos ver ni saber lo que hay afuera de el hasta que no logremos trascender a través de la cascara para poder ver lo que hay fuera.

Quizás el polluelo piensa que es su fin al romper ese cascaron, pero realmente es cuando su vida comienza.

El cascarón que nos envuelve a nosotros se llama realidad. Nos sumimos en nuestra vida cotidiana, en nuestro humanismo y razonamientos, percibimos solo lo que está al alcance de nuestros ojos y creemos que hemos llegado al final.

Sin embargo, cada prueba que viene a nosotros a un nuevo nivel en Dios, estamos siendo preparados para disfrutar de nuestra verdadera naturaleza: La diseñada por Dios para nosotros

Manifestaciones de la Trascendencia

  • Hay un cambio visible en su vida y sus obras:

Gálatas 5:19-25: 19

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, 20 Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 Envidias, homicidios, borracheras, glotonerías, y cosas semejantes a éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.

22 Mas el fruto del Espíritu es: Amor, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, 23 Mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley. 24 Porque los que son de Cristo, han crucificado la carne con los afectos y concupiscencias. 25 Si vivimos en el Espíritu, andemos también en el Espíritu.

La persona que alcanzó trascender, vive conforme al espíritu, y no conforme a las las obras de la carne. Es alguien cuya mente ha entendido que debe alimentar más su ser espiritual y que ha aprendido a vivir lo sobrenatural, aunque esté en un mundo natural, no deja que este lo afecte.

  • Su vida no depende de su entorno natural:

Filipenses 4:11-13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.

12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Solo cuando hemos trascendido, lo natural que ocurre en nuestro entorno pasa a ser secundario, y ninguna situación nos detiene. El apóstol Pablo dijo que sabía vivir en cualquier ámbito natural, porque su visión trascendió a un nivel donde lo natural no tiene ningún alcance. Po eso, al final del pasaje puede decir con toda certeza y convicción: ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!

Dios quiere llevarte a ese mismo nivel, es por ello que hay presencia de pruebas y tribulaciones que suscitan en tu vida, porque son necesarias para tu desarrollo y crecimiento espiritual. Así que , procura pasar cada prueba con gozo, para lograr trascender a nuevos niveles de fe y alcanzar la madurez espiritual que te lleve a ser indetenible en Cristo Jesús sea cual sea tu situación.