Las Sagradas Escrituras suelen utilizar los términos hebreo “sukj” y griego “a‧léi‧fō” para referirse a la acción popular de untar con aceite. Este es un tipo de unción.

Pero para indicar una unción especial con aceite,   generalmente utiliza la palabra hebrea “ma‧s’cháj,”  de la que se deriva la palabra “ma‧s’chí‧aj (traducida al castellano como “Mesías”),  y el vocablo paralelo griego “kjrí‧ō,” del que procede “kjri‧stós,”  y el cual que da origen al popular término castellano “Cristo.”